Ventajas del Parto en Agua

parto

 Es una de las alternativas de parto que más interés está despertando en las mujeres embarazadas por su sencillez. Según aseguran las mujeres que lo defienden, dar a luz en el agua y nacer bajo el agua tiene múltiples ventajas tanto para la futura mamá como para el bebé, ya que ahorra tiempo, dolor y traumas innecesarios.

El parto en el agua representa un tipo de nacimiento muy suave, tanto para la mamá como para su hijo. La mujer se reapropia de una experiencia que le compete únicamente a ella y de la que forma parte activa, puesto que la mamá escoge conscientemente cómo llevar su propia dilatación.

Una vez que empiezan las contracciones, la mujer se sumerge en una bañera-piscina especial con 10 cm. de agua filtrada o potable t6ratada con ozono a unos 37 grados de temperatura que  disminuye la producción de adrenalina, relaja los músculos durante el parto, y favorece a la dilatación, sin dolores. Raras son las veces en que la mujer necesita de medicamentos y anestesias. Se hace innecesaria también la realización de una epistomía, es decir, del corte en el periné para facilitar la salida del bebé. La madre también gana en comodidad por la postura vertical en la bañera, ya que ésta es la postura más natural para tener un bebé porque ayuda y facilita la expulsión del bebé.

El paso del cálido refugio del vientre materno al mundo exterior es más gradual. El bebé queda envuelto por la caricia del agua durante unos segundos.

Ver video completo en : https://www.youtube.com/watch?v=X0HMP1oM6-o

El medio acuático es muy placentero para la madre debido a que el agua templada relaja los músculos y estimula la producción de endorfinas, disminuyendo la sensación de dolor. Además, acelera la fase de dilatación y reduce las episiotomías al ablandar los tejidos perineales.

Algunos expertos aseguran que la posición vertical que se da en el parto acuático, la misma que se adoptaba antiguamente, facilita la expulsión del bebé gracias a que el peso del bebé hace más presión por acción de la fuerza de gravedad.

¿CÓMO SE DESARROLLA EL PARTO EN EL AGUA?

Para entrar en la bañera, sobre todo, si se trata del primer parto, es necesario esperar a que la dilatación sea activa y el cuello del útero haya alcanzado una dilatación de entre tres y cinco centímetros. De lo contrario, si la futura mamá se sumerge demasiado pronto, existe el riesgo de que las contracciones se ralenticen. En cambio, cuando la dilatación está completamente en marcha, el agua favorece su progresión y, en general, acorta su duración.

Desde el momento en que entra en la bañera, la mamá es quien decide si transcurre toda la dilatación, así como la fase de expulsión, dentro del agua, o bien si sale antes del nacimiento. La única indicación que recibe la mamá es la de no permanecer más de un par de horas seguidas en la bañera. De lo contrario, el efecto relajante del agua caliente podría llegar a producir el efecto opuesto, es decir, cansar a la mamá.

Los especialistas afirman que no es recomendable que las parejas opten por hacerlo en casa. La realización de un parto en el agua necesita siempre de la supervisión por un especialista (matrona o ginecólogo), para evitar riesgos para la madre y el bebé.

El nacimiento de un hijo es un momento único, íntimo y personal. Por esta razón, muchas mujeres quieren elegir cómo será su parto, aunque al final, las circunstancias médicas puedan cambiar los planes que se tenían en un principio.

Los partos bajo el agua gozan de la ventaja de conectar con la forma más natural y primitiva de traer un niño al mundo, aunque debido a los grandes avances de la medicina, este argumento pierde fuerza en favor de los criterios médicos y del hospital. La prioridad siempre debe ser la seguridad y la salud de la madre y del bebé que está por nacer.

Si ocurre alguna complicación durante el parto, el personal medico debe estar preparado para trasladar rápida y cómodamente a los dos a un quirófano.

EL BEBÉ Y LAS VENTAJAS DE NACER BAJO EL AGUA

  • El bebé también tiene ventajas.
  • Su primer contacto con el exterior es realizado de una forma relajada y acompasada. Todas las sensaciones del mundo exterior le van llegando poco a poco, primero los sonidos, luego las luces, los contactos, los cambios de temperatura, etc.
  • El bebé tiene su tiempo para irse adecuando a la nueva situación con más tranquilidad.
  • El parto bajo el agua favorece la transición del bebé del líquido amniótico al mundo exterio, todo eso contribuirá para alejarlo de situaciones de estrés, que podrían ocasionarle irritabilidad durante el primer año de su vida.

 

Ventajas del Parto en Agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *