Que Hacer Contra las Pataletas de los Niños

NIÑO

Las numerosas técnicas eficaces para instaurar, corregir o modificar conductas en niños y jóvenes se han aplicado con éxito en diferentes campos, situaciones y personas, tanto en población normal como en población con trastornos severos.

Generalmente entre los dos y cuatro años, los niños tienen pataletas y/o rabietas. Estas son normales en este periodo del desarrollo emocional del niño, ya que esta empezando a formar su propia identidad y se cree el centro de todo lo que le impide aceptar un no.

Pero una cosa es el que el niño se crea centro del universo y otra que los padres se lo hagan creer.

Recordemos que, ante conductas más severas, persistentes y/o con presencia de agresividad, ésta técnica no debe ser aplicadas sin la evaluación previa de un profesional de la salud infantil.

¿EN QUE CONSITE LA RETIRADA DE LA ATENCIÓN

Es aplicable  para aquellas conductas que se manifiestan con rabietas, pataletas, lloros, pero sin manifestaciones agresivas.

Ante las manifestaciones de gritos, rabietas u otros, dejemos automáticamente de prestar atención al niño. Este modo de actuar se justifica bajo la hipótesis de que el niño efectúa tales manifestaciones para reivindicar ciertas demandas o llamar la atención del adulto. El niño puede estar acostumbrado a conseguir lo que desea mediante este comportamiento (refuerzo positivo). Esto llega a convertirse en un hábito, en un círculo vicioso que crea malestar en la familia.

Antes de poner en marcha esta técnica, hay que analizar la situación con tranquilidad y verificar que se está produciendo realmente la conducta del niño por la supuesta demanda de atención.

1- El objetivo principal es enseñar al niño que efectuando las peticiones de forma inadecuada (rabietas, lloros, etc.) no va a conseguir nada.

2-  Si retiramos la atención que prestamos al niño (refuerzo positivo) inmediatamente después de la aparición de las respuestas inadecuadas, éstas tenderán a desaparecer.

¿CÓMO HAY QUE HACERLO?

1- Retirar la atención inmediatamente.

Evite el contacto ocular o la emisión de cualquier recriminación, palabra o gesto. Haga como si la conducta no estuviera ocurriendo (salvo en las conductas mencionadas anteriormente que pudieran suponer peligro para el niño u otros). Si sucede en casa puede volverse de espaldas o salir de la habitación. La regla general es mantenernos a cierta distancia sin prestar atención.

2- Está totalmente contraindicado verbalizar cualquier manifestación de reproche, sermonearlo o advertirle de que no le vamos hacer caso por mucho que insista. De esta forma lo estamos retando a una discusión dialéctica y puede empeorar las cosas. Simplemente: No le diga nada.

3- Una vez que la conducta empiece a bajar de tono puede progresivamente prestarle atención de nuevo.

4- Se trata de una técnica que produce efectos de mejoría de forma progresiva. Nos llevará cierto tiempo (dependiendo de las variables propias del niño y su entorno) el conseguir resultados claros.

RECUERDE QUÉ:

Al inicio de aplicar la extinción aumenta la intensidad de la pataleta.

  • No debemos “enternecernos y ceder”.
  • Hay que perseverar en la no atención de la pataleta.
  • Si actúa sistemáticamente ignorando la pataleta, ésta tendera a desaparecer
  • Identifique qué estímulos (lugar, personas, momentos del día, etc.) son los que provocan la pataleta
  • Generalmente suele ser la frustración por no obtener algo.
  • En situación de juego y cuando no llore, enséñele a responder de modo adecuado.
Que Hacer Contra las Pataletas de los Niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *