HABLEMOS DE SEXO CON LOS HIJOS

Gráfico1

Es imprescindible tener cuidado con lo que hacemos y decimos en todo momento, porque el pequeño observa e imita desde que nace, recordando que el aprendizaje en los primeros años es por modelaje. Somos su modelo a seguir. Educar no sólo es aportar conocimiento, sino también “fomentar que se adquieran buenos hábitos o relaciones sociales correctas”.

El sexo es lo más natural del ser humano. No hay motivos para sentirse cohibido al hablar del tema o rechazar cualquier muestra de apertura. Que nuestros hijos consideren la sexualidad como un tabú familiar no les va a ayudar.

“Puedes  ocultarles la verdad, pero no por ello van a dejar de resolver sus dudas o sus problemas, ni van a evitar practicar sexo cuando así sea necesario.

Consejos para hablar con los hijos

  • No se burle ni se ría, aunque la pregunta sea cómica. Si usted se ríe, el niño podría sentirse avergonzado.
  • Procure no parecer avergonzado o asumir una actitud demasiado seria hacia el tema.
  • Sea breve. Conteste con términos sencillos. Su hijo de cuatro años de edad no necesita saber los detalles del coito sexual.
  • Sea honesto. Use el nombre propio de cada parte del cuerpo.
  • Note si el niño quiere o necesita saber más. Después de responder, pregunte: «¿Resolví tu pregunta?»
  • Perciba las respuestas y reacciones del niño.
  • Prepárese a repetir las cosas.
HABLEMOS DE SEXO CON LOS HIJOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *